Contradicción viviente


Vivo sin vivir en mí; soy sin ser: una contradicción viviente que confunde y desgarra los delicados hilos de la cordura, aquellos que gentilmente nos vuelve predecibles y normales... marionetas manejadas por un misterioso titiritero que se refugia en la sombra.


Las ondas del destino se comban, se retuercen sobre sí mismas generando una inenarrable sensación de vacío que inunda a aquellos osados que desafían la marea y tratan de enderezar con timón dubitativo un rumbo incierto.

BIENVENIDO: es el punto de inflexión; estás a punto de rozarlo con los dedos...¿te imaginabas que fuera a ser así? Inestabilidad, inseguridad, una crisis tras otra: una carencia absoluta de identidad y un absoluto naufragio de metas e ideales

El gran cambio todavía no ha llegado; estás a un paso, y aunque pueda parecer que desde donde estás todo lo que queda es ir hacia mejor, lo cierto es que lo más interesante de los abismos es que nunca tienes la certeza de cuánto falta para tocar fondo... hasta que llegas al suelo... a una velocidad considerable... pero entonces ya suele ser demasiado tarde.

1 comentario:

eterno deliquio dijo...

ESAS LETRAS Y EL ELEMENTO AL CUAL SE REFIERE LAS EVOCO DE UN ESTADO EN EL QUE APENAS ESTOY RAZONDO, NO ESTOY TAN SEGURA DE ELLO.... PERO ME ENCUENTRO ADICTA EN ESTE MOMENTO A TODO EL VERTIGO CAUTIVANTE DE CADA LETRA.... HE CHOCADO CON UNA NUEVA CONSTELACION...^^SALUDO....

Related Posts with Thumbnails